La última batalla del general croata Ante Gotovina

26 Abr

Ante Gotovina grafiti

por Carlos Fuentes

“Su comportamiento fue normal, el de un caballero”. Arsenio Hernández era el maître del hotel Bitácora, en Playa de las Américas, cuando aquel tipo callado, alto y bien parecido, bajó a cenar. Minutos después lo vio salir esposado con las manos a la espalda. Arsenio Hernández fue la última persona que vio en libertad a Ante Gotovina, el militar croata acusado de crímenes de guerra que el 7 de diciembre de 2005 fue detenido en su restaurante del sur de Tenerife. Casi siete años después, Gotovina ha vuelto a ser noticia. El ex general croata acaba de ser absuelto por el Tribunal de La Haya de acusaciones de limpieza étnica que ya llevaron a una condena en primera instancia de 24 años. Ahora, y ya es definitivo, el hombre que muchos croatas consideran un héroe nacional de la guerra contra los serbios sale en libertad sin cargos. Pero detrás de Ante Gotovina queda una historia de aventuras, guerra y huida, siempre a golpes.

Ante Gotovina Tenerife 2005¿Quién es y qué hizo Ante Gotovina? Si atendemos a la descripción que Arsenio Hernández ofreció a este cronista en 2008, un “hombre normal”, si por normal se entiende al turista que disfruta de un hotel de cuatro estrellas en Tenerife. “Pasó siempre desapercibido, en los cuatro o cinco días que estuvo alojado nunca llamó la atención por nada”, indica Hernández. “Lo único, por así decir singular, era que hablaba español muy bien”. Aquel 7 de diciembre de 2005, el cocinero canario se encargó de la atención de Ante Gotovina, que bajó a cenar con un amigo, también croata. “Se sentaron en una mesa de su elección, en la 567 y pidieron la bebida”. Bien vestido, camisa blanca, y con una flor de pascua sobre la mesa, el militar pidió vino Marqués de Cáceres y una botella de agua Fontbella. “Gotovina agradeció en español y fue al servicio de buffet. Hablaba muy bien español con acento latinoamericano, pero nunca llegué a ubicarlo en un país determinado”, recordaba años después el maître del hotel Bitácora.

Ante Gotovina (Pasman, 1955) domina con soltura el español. Lo aprendió en países latinoamericanos en los que trabajó, y en Gran Canaria, a principios de los años 80, donde descansó en un yate para recuperarse de un accidente e hizo paracaidismo en San Agustín. En su huida de dos años Gotovina pasó por varios países de habla hispana. En cuatro años visitó España, Argentina, Chile, República Dominicana y Perú, según sellos acuñados en los dos pasaportes falsos que utilizó. Estos documentos croatas acreditan que Gotovina también estuvo en Brasil, Italia, Japón, Singapur, Malasia, Tahití y Mauricio. El sellado con la última anotación data del 17 de diciembre de 2004. Ese día Gotovina entró en España por el aeropuerto de Barajas, donde enseñó uno de los dos pasaportes falsos que utilizaba a nombre de Kristian Horvat y Stjepan Senicic. Su pista se perdió doce meses, hasta que fue detenido en un hotel de Tenerife.

Ante Gotovina croatia armyEl rumbo de Gotovina se torció en 2001. Ese verano el tribunal internacional que persigue los crímenes cometidos en las guerras en la antigua Yugoslavia hizo pública su acusación. Aquel 26 de julio Ante Gotovina conoció al detalle los cargos judiciales que pesaban en contra: “Persecuciones, deportación, actos inhumanos (traslados forzosos), pillaje en propiedades públicas y privadas, destrucción de ciudades y pueblos, asesinato y trato cruel”, según la fiscalía dirigida por Carla del Ponte. El caso IT-06-90 juzgó la responsabilidad de Gotovina y de los comandantes Ivan Cermak y Mladen Markac en los combates entre tropas croatas y serbias en la región de Krajina. De forma específica, qué rol jugó Ante Gotovina en la operación Tormenta, contraataque militar que reconquistó territorio croata aún en poder serbio. La Operación Oluja (tormenta, en croata) se realizó en agosto de 1995, del día cuatro al siete. La región de Krajina, al suroeste de Croacia, arrastraba una historia turbulenta. En 1991, tras la victoria serbia, que estiman propia esta zona agrícola con población mayoritaria ortodoxa, el bando ganador impuso la limpieza étnica y deportó a 100.000 habitantes croatas. También 158 iglesias católicas fueron destruidas o dañadas por las tropas serbias, cuyos soldados eran bendecidos por patriarcas ortodoxos antes de entrar en batalla.

ante-gotovina-joven

Por órdenes del Gobierno croata, tres años después, entre los días 4 y 8 de agosto de 1995, las tropas croatas volvieron a la Krajina para desalojar a los serbios. Comenzó la Operación Tormenta con la participación de alrededor de 150.000 soldados croatas frente a unos 40.000 serbios. Murieron 174 militares croatas y otros 1.430 resultaron heridos. La factura de sangre de la parte serbia fue más alta: 1.442 soldados y 1.873 civiles muertos (aunque Croacia rebaja las cifras a 742 y 677). Antes, durante y después de los combates, entre 90.000 y 250.000 civiles serbios fueron deportados de Krajina. La acusación contra Gotovina presentó al general como el máximo responsable de los abusos de poder que se cometieron tras la victoria en la región en disputa, ahora parte del Estado croata. La misión de la ONU para la antigua Yugoslavia, Unprofor, pudo documentar luego que alrededor de doscientos vecinos serbios habían muerto en la región después de la entrada triunfal de las tropas de Ante Gotovina.

Gotovina (centro) con Tudjman en Knin durante Operación Oluja 1995 Cuando empezó el proceso en La Haya, la fiscalía atribuyó a Gotovina, Cermak y Markac el asesinato de “al menos” 37 serbios en Krajina, también destrucción y robos en diecinueve pueblos serbios. También acusó a los croatas de trato inhumano a detenidos y refugiados, deportaciones con intimidación violenta hacia Bosnia y Serbia. “Las fuerzas croatas cometieron numerosas violaciones de las leyes humanitarias internacionales, incluyendo las muertes de al menos 150 serbios de Krajina, y el pillaje y destrucción de sus propiedades para forzar la huida”, acusó el fiscal. En Croacia, no obstante, muchos tienen una opinión distinta. El 31 de julio de 2005, cuatro meses antes de la detención en Tenerife, el semanario Hrvatski List publicó una carta firmada por el autodenominado Instituto para Relaciones Internacionales y Derechos Humanos solicitando el apoyo popular para proponer a Ante Gotovina como candidato al premio Nobel de la Paz. La petición se basaba en que el entonces general obedeció órdenes “legítimas” de un país “soberano” y en que “todas las guerras son inhumanas”.

gotovina-con-papa

Antes de que se hiciera pública la acusación, Ante Gotovina rechazó primero la jurisdicción del tribunal de la ONU. En 2000, por orden del presidente croata, Stjepan Music, el general pasó a retiro. Y Gotovina se escondió dos años. El 21 de agosto de 2001 Interpol emitió una orden internacional de arresto, pero no fue hasta 2003 cuando Gotovina reapareció. El 10 de junio, en una entrevista en el semanario croata Nacionale, el prófugo aceptó la competencia del tribunal internacional, pero exigió un interrogatorio en Zagreb antes de ser trasladado a La Haya. “Volveré y hablaré con los investigadores si ellos me dan el estatus de sospechoso. Si después de escuchar mi testimonio mantienen la acusación, entonces yo iré voluntariamente a La Haya”, arguyó Gotovina. Pero el tribunal rechazó su propuesta y el ex militar volvió a la clandestinidad. Los pasaportes que utilizó Gotovina revelan pistas sobre el rumbo que tomó. Cuando habló con Nacionale tenía acreditada una entrada en Argentina el 7 de mayo de 2003. Antes había pasado por Eslovenia, Madrid (con salida el 22 de diciembre de 2001), Argentina, Brasil, Chile, Italia y, otra vez, Madrid. De la capital española salió el 6 de mayo de 2003 hacia Buenos Aires, donde pasó dos meses. El 15 de julio, tras una semana en Chile, regresó a Madrid. El 26 de octubre selló su pasaporte en Roma y voló a Singapur, donde residió hasta el 11 de noviembre.

Detención en Hotel Bitácora (Tenerife, 8.11.2005)Ese día Ante Gotovina entró con identidad falsa en Malasia utilizando un visado de negocios válido para una estancia máxima de tres meses, pero sólo estuvo ocho días. Volvió en avión a Singapur el 18 de noviembre y el día 26 voló a islas Mauricio con dos visados turísticos de quince días. Tras pasar la navidad en Singapur, el 27 de diciembre está acreditada su presencia en Japón con visa para tres meses, pero el penúltimo día de 2003 viajó hasta Tahití. Allí estuvo hasta el 11 de enero. De sus dos últimos años de huida sólo hay datos de 2004. Según los pasaportes con los que fue detenido en Tenerife, Gotovina pasó ese año entre Chile (hay registradas entradas en enero, abril y julio), Argentina (enero y julio), República Dominicana (abril y octubre) y Perú (septiembre). El último sello que se registró en su documento falso como Kristian Horvat data del 17 de diciembre de 2004, cuando entró en Madrid procedente de la República Dominicana, donde había llegado el 2 de octubre. A partir de ese día se perdió cualquier rastro de sus movimientos.

El ex general pudo estar un tiempo en España y aprovechar el permiso español para moverse por la Unión Europea. Lo único cierto es que su carrera acabó la noche del 7 de diciembre de 2005 cuando media docena de policías españoles le apresaron mientras bebía vino de Rioja en Playa de las Américas. Medios croatas publicaron luego que la pista que llevó a Gotovina fue una llamada de teléfono a su esposa Dunja. “Todo fue muy rápido. Gotovina y su acompañante se sentaron en la mesa de su elección. Cuando iban a tomar los postres, como a las nueve y cuarto, entraron tres policías. Al poco rato pasaron por la mesa y se lo llevaron. Es lo que ví, fue rapidito”, recuerda Arsenio Hernández. “Había otros tres agentes vigilando y grabando con una cámara, pero él no presentó resistencia. La acción duró treinta segundos como mucho, y creo que ninguno de los clientes se dio cuenta de lo que pasaba”. El maître del Hotel Bitácora precisa que Ante Gotovina pasó desapercibido cinco días entre la clientela. “Por esos días había muchos técnicos eléctricos para reparar torres en el sur, dañadas por el temporal, y teníamos más clientes españoles de lo normal”, recuerda. “No lo sé qué pudo cenar, es que damos buffet. Esa noche le dejaron cenar y luego se lo llevaron. Él no intentó hacer nada, no presentó resistencia. Se levantó tan normal y corriente”, resume el cocinero del sur de Tenerife.

Cartel de GotovinaDiecisiete años después de los hechos por los que fue juzgado, once después de su huida y siete desde su detención en Tenerife, el General Tormenta volvió el viernes [16 de noviembre de 2012] a Croacia con la parafernalia típica del héroe nacional que ya es. Junto a su compañero de armas Mladen Markač, también absuelto por apelación en La Haya, Ante Gotovina llegó a Zagreb en un avión fletado por el Estado croata. Alfombra roja para un personaje contradictorio al que una gran parte de los croatas nunca dieron la espalda durante los años de huida, juicio y prisión en La Haya. Gotovina cumplió siete años de cárcel por unos delitos de guerra de los que, al final, sale absuelto. Entre reivindicaciones nacionalistas y un primer intento propio por pasar página: “La guerra pertenece a la historia, volvamos al futuro”, dijo Gotovina ante la multitud congregada ante la catedral de Zagreb, más de cien mil personas en toda la ciudad. Asistió a misa junto al arzobispo de Zagreb, el cardenal Josip Bozanic, y cerró su día triunfal con cena de palacio con el presidente croata Ivo Josipovic. Al otro lado de la frontera de lo que una vez fue Yugoslavia, en Serbia, la indignación no se pudo ocultar. En estos tiempos de sueño europeo, cuando Croacia ganará la partida a la antigua madre Serbia con su ingreso del 1 de julio de 2013 en la Unión Europea, los serbios arrastran la pesadumbre de una guerra que han perdido en todos los terrenos. Obligados ahora a ver cómo la historia se escribe con renglones negros, a veces.

 

Publicado en el periódico La Gaceta de Canarias en 2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: